Cultura

Bacanora, la prohibición de la bebida sonorense

Tomado de: Milenio

En 1915, el general Plutarco Elías Calles, entonces gobernador de Sonora decidió impulsar una Ley seca que prohibía la producción y comercialización de todas las bebidas alcohólicas, incluido el bacanora.

“Tiene alrededor de 300 años que se produce en Sonora donde se tiene la denominación de origen. De 72 municipios lo hacen 35 en el estado, fue durante mucho tiempo la bebida más importante hasta que lo prohibieron; se destruyeron lugares donde se hacía, había persecución y hasta pena de muerte”, dijo en entrevista Manuel Espinosa Torres, socio de Bacanora Montaraz.

En el marco del Mezcal Fest Tahona Baja del hotel Cuatro Cuatros en Ensenada, un espacio dedicado a la gastronomía oaxaqueña y el mezcal, en medio de un campo de agave con un barco de madera entre las rocas.
Durante la primera década del siglo XX se producían más de un millón de litros de Bacanora en establecimientos localizados en la región de la sierra de Sonora, desde el municipio de Bavispe hasta Álamos que aportaban 13 por ciento de la economía, según información de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.
“Por la Ley seca, desaparecieron las plantas destiladoras, porque no solo era ilegal producirlo, quien lo hiciera era perseguido y colgado para sembrar el terror entre los valientes que intentan darle continuidad a esta actividad”, explicó Manuel.
“Se habló de que Elías Calles no quería que el ejército se estuviera emborrachando, también se decía que su papá era alcohólico y por eso no podía ver el alcohol. El bacanora estuvo prohibido durante 75 años. Tenemos un atraso con el tequila y el mezcal de todos esos años; apenas se comienza a conocer, a la gente le gusta mucho por diferente“, agregó Torres, quien junto a su familia (primos y hermanos), se dedica a producir bacanora en Hacienda Las Calaveras.
La prohibición para la bebida se retiró en 1992, para 1997 se reconoció la Denominación de Origen a Sonora, y en 2002 se formó el Consejo Sonorense Regulador del Bacanora.
El bacanora tiene 38 grados de alcohol, es una bebida tradicional de Sonora, se elabora con agave Pacífica, también llamada Yaquiana y científicamente denominado Angustifolia. En forma similar al tequila y al mezcal, el Bacanora se produce con el jugo de la cabeza del agave, asado, fermentado y destilado.
“Es un tipo de mezcal, al que por la denominación de origen le ponemos bacanora. Cuenta con un perfil diferente a un destilado muy amigable, suave al gusto con notas de caramelo, típicas de la región y dulces que da para arriba, no te pone triste”, opinó el entrevistado durante el evento en Ensenada.

El Bacanora de Montaraz fue ganador de la medalla Gran oro en el Concurso Nacional de Marcas Mezcal y Destilados Mexicanos 2021, entre otros premios.
“El 4 de julio recibimos el premio del concurso mundial de Bruselas, solo 54 etiquetas lo obtuvieron, de ellas, cuatro fueron mexicanas y nosotros somos uno de los ganadores”, señaló.
El nombre del Bacanora es Montaraz es en honor a su abuelo ,quien nació en 1911. En el rancho donde comenzaron la historia, había un fortín donde hace muchos años se defendían de los indios y tiene mil anécdotas.
“Conservamos toda la hacienda y desde ahí estamos impulsando la producción y consumo de bacanora en México y el mundo porque es una bebida con mucha historia, aunque luego nos digan los ‘raritos’ de los destilados (risas); quien lo prueba se enamora de la bebida”, finalizó Manuel Espinosa Torres.

La botella de Bacanora Montaraz es 100 por ciento agave espadín, elaborado en La Colorada, Sonora y destilado en alambique de acero inoxidable.

https://www.milenio.com/estilo/bacanora-la-prohibicion-de-la-bebida-sonorense