Ciencia y tecnologia

Varios países crean un Comité Internacional para evitar la extinción de la vaquita marina

Tomado de: GNDiario

La vaquita marina se posiciona como la especie de mamífero marino más amenazada del planeta, de hecho, en la actualidad existen apenas 10 especies. Por eso, varios países se han unido en un Comité Internacional para impulsar medidas y estrategias y así evitar su recuperación.
La vaquita marina se considera en “peligro crítico de extinción”

En la actualidad son muchas las especies que prescinden de lugares seguros dentro de su propio hábitat, sobre todo en el fondo marino, donde la contaminación es cada vez mayor. Así ocurre con especies como la vaquita marina, el mamífero marino más amenazado del planeta.
Varios países se han unido en un Comité Internacional con un solo objetivo: proteger y recuperar a la vaquita marina. Esta especie es una de las siete de marsopa y habita en la reserva de la biosfera del golfo de California. Actualmente apenas quedan unos 10 ejemplares de ella.
Por este motivo, la especie se considera en “peligro crítico de extinción” debido a razones como la pesca furtiva, la contaminación y la alteración del propio hábitat, además de su baja tasa reproductiva. Todo ello hace que el mamífero más pequeño y raro del planeta se posicione en peligro de desaparición.
¿Por qué tienen ese nombre?

Sin duda, la vaquita marina no es uno de los mamíferos conocidos a nivel mundial, pero muchos sí que tienen algunas referencias sobre él.
A la pregunta de por qué se le llaman así, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) responde que no existe una explicación concreta, simplemente se debe a su aspecto: las vaquitas marinas son robustas, tienen el vientre blanco y anillos oscuros alrededor de los ojos y la boca.
La Universidad de México recalca que esta especie volvió después de millones de año, lo que hizo que poco a poco cambiase su forma, por ejemplo, las patas traseras, las cuales desaparecieron.
Otras características muy concretas de la vaquita marina es la apariencia de sus labios, los cuales sobresalen. En cuanto a su carácter, son tímidas y enigmáticas, por lo que suelen ir siempre solas o acompañadas de sus crías.
Su descubrimiento se sitúa en el año 1958, donde existían más de 500 especies; en la actualidad, quedan apenas 10 ejemplares.
La pesca furtiva pone en riesgo a esta especie, “la cocaína del mar”

Entre las distintas razones de su desaparición resalta las malas políticas en cuanto a la pesca furtiva en México y la cantidad de personas que buscan el buche de los peces totoaba. La suerte de la vaquita marina es que siempre ha estado ligada a otra especie, la cual posee un gran buche.
En la medicina tradicional siempre se utilizaba el buche de pescado para beneficios relacionados con la salud, de hecho, el kilo de buche se puede vender hasta por 8.000 euros, por lo que se lo denomina como “la cocaína del mar”.
El motivo de ello es que, al pescar con redes agalladeras, las vaquitas marinas se quedan atoradas y terminan por asfixiarse.
Por último, también podemos hablar del cambio climático, lo que ha provocado la escasez de ejemplares y que se reproduzcan cada dos años o más. Esto también es un problema, ya que su gestación dura entre 10 y 11 meses.
El cambio climático, por tanto, les obliga a migrar hacia otros ecosistemas para sobrevivir.

https://www.gndiario.com/vaquita-marina-comite-internacional-extincion