Nacional

Nacionalización del litio en México genera nerviosismo entre inversionistas

Tomado de: Bnamericas

La nacionalización del litio en México fue un gran golpe para la confianza de los inversionistas en la industria minera y la medida continuará socavando el gasto en el sector en el corto plazo, señalan ejecutivos mineros.
El presidente Andrés Manuel López Obrador agilizó en abril el trámite de una ley que reserva la minería y exploración del litio para el Estado a través de una nueva empresa estatal que se creará este mes.
México no es productor de litio, pero esto cambiará cuando Ganfeng Lithium comience a operar Sonora, proyecto de US$420 millones que debiera ponerse en marcha en el 2S24.
Pese a señalar inicialmente que no se permitiría a Ganfeng avanzar con Sonora, AMLO ha señalado que ahora se respetarán sus concesiones siempre que los contratos de concesión estén en orden.
Las reacciones iniciales a la nacionalización entre los expertos de la industria variaron entre la conmoción y el desconcierto, y una creciente inquietud sobre lo que vendrá en los últimos años de AMLO en el cargo.
«¿Qué significa eso? No hay industria del litio en México”, dijo a BNamericas James Anderson, presidente ejecutivo de Guanajuato Silver, empresa dedicada a la producción de plata.
“Es una pregunta abierta. ¿Qué está tratando de hacer el gobierno allí? ¿Es esa una primera bala de salva para tratar de nacionalizar otra cosa tal vez?”, agregó.
Los directivos de empresas también se sorprendieron con la medida debido al historial mexicano en la gestión de industrias extractivas, considerando que la estatal Pemex está entre las empresas de petróleo y gas más endeudadas del mundo.
“Uno pensaría que el Gobierno Federal miraría eso [a Pemex] y diría que tal vez no somos tan buenos para administrar estas industrias extractivas, tal vez deberíamos dejar que la industria lo haga”, indicó Anderson.
“Pero los socialistas a cargo de estos países toman decisiones que son de naturaleza más filosófica que pragmática”.
RIESGO PARA OTROS PRODUCTOS
Si bien AMLO no ha anunciado planes para nacionalizar otros minerales, se han planteado preocupaciones por el texto de la ley de nacionalización, que se menciona el “litio y otros minerales considerados estratégicos por el Estado”.
Esta amenaza de un precedente es algo que realmente no les gusta a los inversionistas institucionales, señala Michael Wood, presidente ejecutivo de la empresa de exploración aurífera Reyna Gold, que concentra sus actividades en México, durante el evento Mexico Mining Forum 2022 Echo el mes pasado.
“Está bien, se nacionaliza el litio. ¿Qué asegura que no se van a nacionalizar activos más grandes como los de plata, cobre u oro”, pregunta Wood?
Y es probable que los efectos sobre la inversión se prolonguen.
“Va a tomar un poco de tiempo que esto se calme. Para muchos inversionistas con los que hemos hablado, México está fuera de su radar ahora a causa de esto”, indicó.
«Hasta que se dé marcha atrás o haya una confirmación en el mercado de que no habrá nada más en esa dirección, muchos de los inversionistas más grandes tendrán dudas».
FACTOR DE CONMOCIÓN
Christine West, directora general de finanzas de Endeavour Silver, cuyas dos minas de plata se encuentran en México, indicó que la nacionalización del litio, junto con el congelamiento de AMLO a la entrega de nuevas concesiones mineras, han generado mayor preocupación de los inversionistas.
“No ha habido nuevos impuestos a la minería, en general ha sido bastante estable, pero ha habido un par de eventos que tal vez generaron un poco más de incertidumbre y preocupación con respecto a la inversión en México”.
Parte del impacto negativo de la nacionalización fue su «factor de conmoción», indicó West, ya que se dio en solo días y fue una total sorpresa para la industria.
“Una de las formas en que esto se puede abordar es tal vez que el gobierno entregue mejores señales en lugar de tomar acciones rápidas que tomen a la gente por sorpresa. Así despejará parte de esa incertidumbre y permitirá que procedan en consecuencia”, indicó.