Ciencia y tecnologia

Las armadoras están lejos de ver baterías de litio producidas en México

Tomado de: Expansión

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el 17 de junio, durante su intervención en el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Acción Climática, que México se sumaba al compromiso de que, para 2030, el 50% de los vehículos producidos en el país fueran cero emisiones.

Este compromiso no solo implica la construcción o reconversión de plantas armadoras, sino también del desarrollo de una cadena de suministro que permita tener baterías de litio construidas en Norteamérica, un requisito establecido en el T-MEC para permitir la comercialización de los modelos en la región sin pago de arancel.
Aunque el Mining Technology considera que en el municipio de Bacadéhuachi, en Sonora, se encuentra el yacimiento de litio más grande del mundo, con alrededor de 243.8 millones de toneladas del mineral, la Cámara Minera de México (Camimex) subraya que «no hay bases sólidas» para afirmar que el objetivo del Ejecutivo Federal se cumplirá a partir de baterías de litio producidas en el país.
Guillermo Rosales, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dice en entrevista que el desarrollo de las nuevas cadenas de suministro de las armadoras en el país a partir del ensamblado de vehículos eléctricos está en marcha, sin embargo, las plantas se construirán en los mercados que mejores resultados operativos y económicos brinden a los fabricantes. “Cada empresa tiene sus propios planes, sus desarrollos, información confidencial en sus avances hasta que deciden hacerlos públicos”.
El único yacimiento de litio en México se encuentra en manos del gigante de origen chino Ganfeng Lithium, el cual opera otros cuatro yacimientos más alrededor del mundo, en China, Australia y Argentina. Según la afirmación de su sitio web, la compañía, que cotiza en la bolsa de Shenzhen desde 2010, es la mayor productora de litio a nivel global.
En 2021, Australia se colocó como el principal productor de litio a nivel global, con 55,000 toneladas métricas del mineral, continuada por Chile, China y Argentina, de acuerdo con la consultora alemana Statista. Un ranking en donde aún no aparece México.
Aunque en el país aún no se extrae ni un solo gramo del también llamado “petróleo del futuro», Ganfeng Lithium ya ha dado a conocer su estrecha relación con algunas de las empresas del sector instaladas en México.
La automotriz de origen alemán BMW firmó un contrato con Ganfeng para suministrarle productos químicos de litio, que meses después se convirtió en un acuerdo de suministro a largo plazo. Volkswagen firmó en 2019 un memorando de cooperación estratégica con Ganfeng para suministrarle, también a sus proveedores, productos químicos de litio durante la próxima década.
El presidente de la Camimex, Jaime Gutiérrez Núñez, resalta que por el tipo de yacimiento conocido y comprobado hasta ahora en México, contenido en arcillas, aún no se ha encontrado una alternativa económicamente viable de explotación, a lo que se suma que, construir las fábricas capaces de procesarlo y convertirlo en baterías tomaría mínimo siete años si se emprendiesen acciones desde ahora.

Mientras tanto, los fabricantes de baterías que aterricen en Norteamérica tendrán que echar mano del litio importado de otros países, incluso de Estados Unidos, en donde está el segundo yacimiento de litio más grande del mundo, según el ranking de Mining Techonology. «No necesariamente tiene que ser con litio de México. Hay otros países que sí tienen litio, que sí están explotando el litio”, comenta, en entrevista con Expansión, el presidente del organismo tras el anuncio de AMLO.
Una contienda liderada por el mercado asiático

De acuerdo con datos de Statista, la fabricante de baterías de litio CATL, con sede en China, fue la compañía que más niveles de producción registró a lo largo de 2021, con una participación del mercado global del 32.5%.
El segundo lugar lo ocupó la coreana LG Chem con una participación de mercado de 21.5% y Panasonic con 14.7%. Al sumar sus porcentajes, estas tres empresas acumulan el 68.7% del total, es decir, que de cada tres baterías producidas en el mundo, dos fueron manufacturadas por una de estas empresas.
José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, que representa a más de 20 armadoras en el país, resalta que, para que México se inserte en la cadena de suministro de baterías de litio se requieren de esquemas e incentivos que permitan costos de producción competitivos.
Hasta ahora solo hay un compromiso del gobierno mexicano para elevar la producción de vehículos eléctricos hacia finales de la década.

https://expansion.mx/empresas/2022/07/15/armadoras-mexico-lejos-de-baterias-litio-producidas-en-pais