Ciencia y tecnologia

Ministros ambientales de Norteamérica se reúnen en el sureste de México

Agencia EFE

Ciudad de México, 14 jul (EFE).- Los ministros ambientales de Norteamérica iniciaron este jueves una reunión en Yucatán, en el sureste mexicano, para revisar los compromisos de México, Estados Unidos y Canadá, según informó la Secretaría mexicana de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).
La titular de la Semarnat, María Luisa Albores, recibirá a Michael Regan, administrador de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, en inglés), y a Steven Guilbeault, ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá (ECCC).
Esta será la primera reunión presencial desde 2019 de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), integrada por los tres Gobiernos, y «servirá para reafirmar el compromiso» de «preservar, proteger y mejorar el medioambiente de América del Norte, al tiempo que establece prioridades compartidas y acciones concretas».
La reunión también es la 29° sesión anual del Consejo y Foro Público del Comité Consultivo Público Conjunto (CCPC), con el tema de “Educación ambiental popular para el desarrollo sostenible”, creada para «promover el diálogo y el intercambio de conocimientos» entre grupos como pueblos indígenas, comunidades locales, jóvenes y empresarios.
La CCA es una organización intergubernamental que se estableció en 1994 mediante un acuerdo ambiental paralelo al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).
Desde 2020, bajo el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se rige por el nuevo Acuerdo de Cooperación Ambiental (AEC).
«El formato del evento será híbrido para abrir la oportunidad de que las comunidades de toda América del Norte participen e interactúen de forma remota con los asistentes presenciales en Mérida», indicó la Semarnat.
El encuentro de los encargados ambientales de los tres Gobiernos ocurre una semana después de la reunión de las ministras de economía y comercio del T-MEC en Canadá, donde se expresaron «preocupaciones» por la política energética de México, que apuesta a combustibles fósiles de las empresas del Estado.
Además, la protección de la vaquita marina en Baja California y la tala ilegal también han llamado la atención de Estados Unidos.
Mientras, en México, asociaciones civiles han pedido al Gobierno que presione a Estados Unidos para que proteja a la ballena franca, una especie en extinción, y a Canadá para controlar el impacto ambiental de las mineras en el país.