Ciencia y tecnologia

¿La OPEP del litio? América Latina se mueve por mineral crítico para la transición

Tomado de: Epbr

Bolivia, Argentina, Chile, México y, en el exterior, Brasil se han estado moviendo para lanzar la exploración y producción de litio en América Latina.
Con la excepción de Brasil, los otros países, gobernados por partidos de izquierda, buscan una asociación en la línea de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) para el mineral.
El litio es una materia prima esencial para la transición energética. Presente en las baterías de iones de litio de los vehículos eléctricos y los sistemas de almacenamiento de energía, que sirven de base para el despacho de energías renovables, el mineral debería ver crecer su demanda precipitadamente, en más de 40 veces para 2040, según las proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).
Es en este escenario que los ojos del mundo se vuelven hacia América Latina, especialmente el llamado Triángulo del Litio, formado por Bolivia, Argentina y Chile, que en conjunto concentran alrededor del 65% de las reservas mundiales de mineral.
Brasil y México también entran en el radar, a pesar de tener reservas más pequeñas conocidas hasta ahora. En toneladas:
– Bolivia: 21 millones
– Argentina: 19,3 millones
– Chile: 9,6 millones
– México: 1.7 millones
– Brasil: 0,5 millones

En total, las reservas mundiales de litio suman alrededor de 86 millones de toneladas, según 2021, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos.
Acuerdos bilaterales En junio, representantes del Triángulo del Litio participaron en la primera reunión de trabajo del Foro Permanente de Diálogo Técnico sobre Innovación, Desarrollo Tecnológico y Agregación de Valor al Litio, organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).
Esta semana, los ministros de Hidrocarburos y Energía (MHE) de Bolivia, Franklin Molina Ortiz, y de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina, Daniel Filmus, se reunieron para, según Molina, delinear «una hoja de ruta para avanzar hacia metas específicas que incluyan la transferencia para desarrollar la industria del litio», a partir de los términos de cooperación firmados en abril.
Chile y Argentina también celebraron la primera reunión del Grupo de Trabajo Binacional sobre Litio y Salares para discutir los lineamientos para la futura cooperación entre ambos países.
Quien es quien
Bolívia

La exploración y producción del mineral están totalmente controladas por el Estado, a través de la estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB). Los 21 millones de toneladas de litio están en reservas concentradas solo en el Salar de Uyuni (Potosí).
La industrialización del litio es la gran apuesta del país para el desarrollo económico. Bolivia espera que para 2025, el valor de las ventas internas de productos derivados del litio y las baterías de litio alcance los US$ 3 mil millones. En 2019, esta cantidad fue de poco más de $ 5 millones.
– El Plan de Desarrollo Económico de Bolivia para 2021-2025 prevé la producción de 81.000 toneladas de carbonato de litio en el período, en comparación con 944 toneladas, en el período acumulado de 2016 a 2020.

Ayer, (6/7) YLB firmó un acuerdo con Yacimientos Petróleos Fiscales Bolivianos (YPFB) para que la petrolera con su experiencia pueda ayudar a la empresa en el proceso de industrialización del mineral.
– YLB está construyendo una planta industrial en Uyuni que podría producir 15,000 toneladas de carbonato de litio por año. La inauguración está prevista para finales de este año, y la producción a partir de 2023. «Hay una firme decisión de avanzar en la cadena productiva agregando valor a nuestros recursos naturales», dijo el comunicado de la estatal YLB.

– Para ello, la compañía ha abierto una convocatoria pública para empresas internacionales que cuenten con la tecnología adecuada para operar en el proceso de exploración. Se clasificaron cuatro empresas de China, una de Rusia y otra de Estados Unidos.

¿Recordar? Elon Musk, siempre él, volvió a ser noticia internacional cuando en 2020 abogó casualmente por que EEUU, en la época de Donald Trump, diera golpes en todo el mundo para garantizar el acceso al mineral.
«¡Golpeemos a quien queramos! Lidiar con eso», tuiteó el multimillonario, mientras era acusado de estar involucrado en la caída del presidente boliviano Evo Morales, ahora de vuelta en el poder.
El otro día, el dueño de Tesla estuvo aquí, con Jair Bolsonaro (PL), prometiendo la expansión de los servicios satelitales en el país. Tesla es uno de los principales interesados en el litio, ya que es el mayor fabricante de automóviles eléctricos del mundo.
Argentina

El país es el cuarto mayor productor de litio del mundo con una participación de mercado del 7,4% en 2019, después de Australia (52,2%), Chile (22,4%) y China (12,5%).
«No solo queremos ser países exportadores de carbonato de litio, que solo tengamos la materia prima, sino que (ser) capaces de lograr (…) la producción hasta que llega a las baterías», dijo filmus.
Hay dos minas de litio en operación, seis en construcción y 50 proyectos de exploración, 28 de ellos en etapa avanzada, según datos gubernamentales del país.
En el marco regulatorio argentino, las minas de litio pueden ser adquiridas por cualquier agente privado, nacional o extranjero, a través de concesiones.
En los últimos meses:
– El gobierno de Alberto Fernández anunció US$500 millones para la instalación de la primera planta de desarrollo tecnológico para celdas de litio y baterías.

– El grupo francés Eramet anunció 400 millones de dólares para reanudar la construcción de una fábrica, en conjunto con el fabricante de acero chino Tsingshan. La planta tendrá capacidad para procesar 24.000 toneladas/año, con operación programada para 2024.

– Zijin Mining Group de China planea recaudar $ 380 millones para la construcción de una planta de carbonato de litio en Catamarca.

– Y Livent, Estados Unidos, dice que invertirá más de 1.000 millones de dólares para expandir la producción en el Salar del Hombre Muerto en Salta. Su objetivo es alcanzar para finales de 2025 una capacidad de producción anual de 60.000 toneladas de carbonato de litio y 9.000 toneladas de cloruro de litio.

Chile

Una potencia mineral en la región, Chile tiene la intención de crear un litio de propiedad estatal, pero no en la línea de Bolivia.
«La Empresa Nacional de Litio se creará como una asociación público-privada, pero donde el estado tendrá una representación mayoritaria», dijo la ministra de Minas Gerais, Marcela Hernando, a los senadores del país.
Chile cuenta con 18 salinas con potencial para la extracción de litio. El gobierno de Gabriel Boric aboga por la creación de una industria con la participación de las comunidades, para el desarrollo social y con requisitos de sostenibilidad.
Entre otras acciones, Boric promete crear un instituto de investigación y desarrollo en litio y solución salina, para investigar nuevos métodos de extracción.
– Sociedad Química y Minera de Chile desarrolla actualmente su expansión en el Salar del Carmen, y una planta de carbonato de litio con una capacidad de 180.000 toneladas anuales.
– Albemarle, a su vez, está ejecutando la fase 3 de la expansión de su planta de carbonato, con la que espera aumentar su capacidad anual en 88.000 toneladas anuales.
México

En abril, el Congreso Nacional mexicano aprobó cambios a la ley minera y nacionalizó las reservas de litio. Esto vetó la participación de empresas privadas, ya sean nacionales o extranjeras en la exploración de mineral.
El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en uno de sus discursos diarios que se mantiene en contacto con sus homólogos de Argentina, Bolivia y Chile para analizar la creación de una asociación en torno al litio.
Obrador dice que en las conversaciones con los líderes latinoamericanos se habla del «objetivo de crear una asociación para ayudarse mutuamente».
«En el caso de Chile y Argentina, son empresas privadas, pero el gobierno está interesado en ayudar a explotar el litio con este sistema particular de exploración minera», dijo.
México tiene 36 concesiones en la industria del litio, controlada por diez empresas de capital extranjero. A pesar de esto, actualmente no hay extracción de mineral.
– De hecho, Obrador ha ordenado una revisión de las concesiones de litio, incluidas las del proyecto de $ 420 millones de ganfeng Lithium de China, el único proyecto importante de litio más avanzado de México, que está programado para comenzar la producción en la segunda mitad de 2024. BN
Y Brasil

Aquí, el gobierno de Bolsonaro ha emitido un decreto que flexibiliza las exportaciones de litio. Según una estimación del Ministerio de Minas y Energía (MME), se podrían invertir alrededor de R$ 15 mil millones en la producción de mineral para 2030. Hoy en día, sólo companhia Brasileira de Lítio (CBL) y AMG Brasil operan en la zona.
La codirectora ejecutiva de Canadian Sigma Lithium Resources Corporation, Ana Cabral-Gardner, cree que el decreto podría desbloquear inversiones en los próximos años, lo que podría poner a Brasil en una «posición inmejorable para alimentar a América del Norte y Europa».
– «Debido a esta regulación anacrónica, que clasificó el litio como de interés nuclear, cayó en un bucle regulatorio que no hizo que el producto fuera competitivo», dijo Cabral-Gardner a Reuters.
– La compañía minera canadiense espera comenzar la producción en su mina de litio brasileña en diciembre, con el objetivo de una producción anual de 37.000 toneladas de carbonato de litio.

https://epbr.com.br/opep-do-litio-america-latina-se-movimenta-por-mineral-critico-para-a-transicao/