Internacional

El muro fronterizo de $335 millones de Arizona podría ser virtual

Tomado de: La Estrella de Tucson

La Legislatura de Arizona ha presupuestado $335 millones para la construcción del muro fronterizo, sin embargo, lo que realmente se construirá podría ser una combinación de un muro virtual y barreras alrededor de la infraestructura crítica que no está directamente en la frontera, según informa la Oficina del Gobernador.
Un “muro virtual” podría incluir sensores de movimiento, cámaras infrarrojas, torres móviles y drones aéreos, que es el tipo de tecnología de vigilancia que ya utilizan la Patrulla Fronteriza y otras fuerzas del orden, comentó el vocero del gobernador republicano Doug Ducey, C.J. Karamargin.
El estado también podría usar los fondos del muro fronterizo para proteger la «infraestructura crítica», dijo Karamargin, que podría incluir cosas como canales, plantas de tratamiento de aguas residuales e instalaciones de defensa, como Barry M. Goldwater Air Force Range y Fort Huachuca, que tienen informes de cruces de inmigrantes indocumentados.
“Todo esto se está analizando en este momento, donde las barreras, tanto reales como virtuales, podrían ser las más efectivas”, dijo Karamargin a finales de junio. “Hay infraestructura y propiedad privada que está en esa línea o adyacente a ella que también se considera un lugar donde se podrían implementar barreras adicionales, reales y virtuales, para reducir el flujo de tráfico ilegal hacia los Estados Unidos”.
Las autoridades no han proporcionado ningún detalle sobre si el estado puede construir en cualquier lugar de la línea fronteriza actual entre Estados Unidos y México, pero es poco probable.
El proyecto de ley de presupuesto estatal aprobado a finales de junio por la Legislatura liderada por los republicanos incluía los millones para una barrera fronteriza, así como otros $209 millones para un “fondo de seguridad fronteriza” para temas como ayuda a los alguaciles y fiscales locales. De ese fondo, $15 millones son para transportar a aquellos que ingresaron a Arizona en busca de asilo a otros estados, aunque el gobierno federal ya está pagando por eso.
La jurisdicción del estado no está clara

Durante la administración Trump, se planearon 226 millas de construcción de muros para la frontera entre Arizona y México, la mayoría de las cuales se construyeron. Menos de 20 millas estaban incompletas cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo y detuvo la construcción, como en el Cañón de Guadalupe, a unas 30 millas al este de Douglas, donde los equipos de construcción irrumpieron en las laderas de las montañas pero no completaron la construcción.
Ninguna agencia gubernamental o funcionario estatal con el que se contactó el Arizona Daily Star proporcionó detalles sobre dónde el estado tendría jurisdicción para construir una barrera fronteriza, incluida la Oficina del Gobernador, nueve legisladores estatales, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, Aduanas y Protección Fronteriza, el Departamento de Tierras del estado o la Oficina de Administración de Tierras.
Los datos proporcionados por el Cuerpo del Ejército muestran que los proyectos de Arizona que quedaron sin terminar generalmente están cerca de Sasabe y Nogales en el Condado Pima, Naco en el Condado Cochise y áreas en el Condado Yuma.
Pero independientemente de dónde a los funcionarios estatales les gustaría construir un muro fronterizo, parece que prácticamente no hay ningún lugar en la frontera real donde el estado pueda construir, debido a una servidumbre federal de 60 pies de ancho que corre contigua y adyacente a toda la frontera Arizona-México, excepto sobre el río Colorado.
El estado podría construir en terrenos de su propiedad que se encuentran al norte de la servidumbre de 60 pies, aunque la mayoría de los terrenos públicos adyacentes a la servidumbre son de propiedad federal.
Y el estado podría construir 60 pies al norte de la frontera en terrenos privados con permiso, pero las parcelas de propiedad privada por acres a lo largo de la frontera representan solo el 3.7%, según Regrid, un proveedor de datos de parcelas de terreno a nivel nacional, y algunas de estas propiedades ya tienen un muro fronterizo.
El presidente Theodore Roosevelt creó la servidumbre federal, llamada Reserva Roosevelt, en 1907 para mantener todas las tierras públicas a lo largo de la frontera en California, Arizona y Nuevo México “libres de obstrucciones”. Texas fue excluido porque el estado retuvo todas las tierras públicas tras su anexión y admisión como estado, muchas de las cuales se han vendido a lo largo de los años a particulares.
En conversaciones con propietarios

Arizona está en conversaciones con dueños de propiedades privadas sobre la construcción de algún tipo de barrera en sus tierras, dijo Karamargin.
“Vamos a poner barreras en función de los aportes de los funcionarios locales y los propietarios privados donde creemos que tendrán el mayor impacto. Eso podría incluir barreras virtuales”, dijo.
Si Arizona quisiera construir un muro físico a 60 pies de la frontera, eso dejaría espacios donde no podría conectarse con la barrera fronteriza existente.
También chocaría con las regulaciones ambientales. El gobierno federal pudo lograr tanta construcción del muro como lo hizo renunciando a toda esa regulación a través de la Ley Real ID, que pasó por alto las leyes que interferían con la construcción de barreras físicas en la frontera. Esta ley no se aplica a los estados.
Es probable que el estado también sea responsable del mantenimiento del muro, lo que podría ser un gasto continuo costoso para los contribuyentes.
Brechas en el muro federal

La mayor franja de tierra sin muro en la frontera de Arizona son las 62 millas de la Nación Tohono O’odham, donde ni el gobierno federal ni el estatal tienen permiso para construir un muro, ya que los funcionarios tribales han expresado su oposición.
A pesar de que el muro cubre gran parte de la frontera del sur de Arizona, hay muchas brechas por donde los inmigrantes suelen entrar al país. Uno de esos lugares que ha recibido mucha atención es una brecha en Yuma. Las detenciones de la Patrulla Fronteriza en Yuma aumentaron drásticamente en los últimos 18 meses, de 990 detenciones en noviembre de 2020 a más de 33,000 en mayo de 2022.
Esta brecha también se encuentra en terrenos federales del lado de los EE.UU. y, por lo tanto, no es un lugar en el que el estado pueda construir un muro.
En mayo de este año, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. anunció que cerraría una “pequeña brecha” en el sector de Yuma de la Patrulla Fronteriza, sin especificar exactamente dónde. El gobierno federal también anunció en diciembre del año anterior que cerraría brechas en el muro como parte del trabajo de remediación que originalmente estaba programado para este verano, pero luego se pospuso para el otoño.
No hay detalles sobre los planes de barrera física

El Arizona Daily Star envió un correo electrónico o llamó a nueve legisladores en la Cámara de Representantes y el Senado de Arizona que ocupan puestos de liderazgo o han expresado su opinión sobre la construcción del propio muro por parte del estado. Uno respondió.
El representante John Kavanagh, R-Fountain Hills, dijo que llegaron a la cifra de $335 millones a partir de la información que obtuvieron del Departamento de Tierras del estado y la Oficina del Gobernador, “en términos de equilibrar qué áreas necesitan y cuál es una cantidad razonable que se puede construir dentro de un año en función de la disponibilidad de materiales y personal de construcción”.
Dijo que no sabía cuántas millas de muro podría construir el estado o dónde están esas millas.
“Realmente varía según el terreno”, dijo. “También está determinado por si podemos obtener materiales existentes que el gobierno federal no está usando, por lo que es realmente imposible hacer algún tipo de juicio razonable que potencialmente no estaría muy lejos”.
Los legisladores que no respondieron a las preguntas del Star sobre cómo llegaron a la cantidad de $335 millones y dónde el estado podría construir un muro incluyen: el senador Tyler Pace, la senadora Wendy Roger, el líder de la mayoría del Senado Ben Toma Jr., la líder de la minoría del Senado, Rebecca Rios, la presidenta del Senado, Karen Fann, el presidente de la Cámara, Rusty Bowers, el líder de la mayoría de la Cámara, Rick Gray, y el líder de la minoría de la Cámara, Reginald Bolding. Fue una última semana ocupada de la sesión legislativa para los legisladores.
Bolding emitió una declaración el día antes de que se aprobara el presupuesto diciendo, entre otras cosas, que el presupuesto “gasta más dinero nuevo en una valla fronteriza que en nuestras universidades o nuestra crisis de vivienda asequible”. El presupuesto que finalmente se aprobó contenía al menos $77 millones más para universidades.
Al igual que Kavanagh, la Oficina del Gobernador habló sobre la necesidad de llenar los huecos en el muro y específicamente el hueco más grande en el Condado Yuma.
Karamargin dijo que los funcionarios estatales están evaluando ahora dónde sería apropiado aumentar las barreras, y que terminarán pronto.
Cuando se le preguntó cómo llegó el estado a los $335 millones asignados para construir algún tipo de barrera fronteriza y qué información le dieron a los legisladores, dijo que basaron su evaluación en hablar con las partes interesadas locales en los condados Yuma y Cochise sobre dónde podría ser apropiado cercar y habría el mayor impacto.
“Puedo decirles que las necesidades que hemos descrito se basan en nuestro contacto regular con socios locales y federales sobre la mejor manera en que se pueden usar los recursos para aumentar la seguridad”, dijo Karamargin.
Cuando se le preguntó si el estado podría construir en algún terreno federal, dijo que esa es una de las preguntas que deben responderse.
“Creo que hay un gran sentido de urgencia por parte de algunas comunidades y negocios fronterizos para moverse rápidamente, ese es nuestro objetivo”, dijo.

https://tucson.com/laestrella/frontera/el-muro-fronterizo-de-335-millones-de-az-podr-a-ser-virtual/article_b14dbc94-f954-11ec-84db-13c5efd9b641.html