Internacional

“Nadie merece morir así”, dice exjefe del ICE sobre muertes en contrabando masivo

Tomado de: The Epoch Times en español

La muerte de 50 inmigrantes ilegales en la parte trasera de un remolque en San Antonio el 27 de junio trajo trágicos recuerdos a Tom Homan, exjefe del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).
Homan ya lo había visto antes: en Victoria, Texas, en 2003. Un remolque con hasta 80 inmigrantes ilegales hacinados en su interior, sin agua y sin posibilidad de escapar. Se trataba de un camión frigorífico en el que los contrabandistas habían desconectado la refrigeración, igual que en San Antonio. Diecinueve personas murieron en el incidente de 2003.
“Sé que en mi caso, no utilizó [la refrigeración] porque no quería llamar la atención, porque … si alguna vez lo paran, afirma que está vacío, no hay razón para comprobarlo”, dijo Homan a The Epoch Times.
Dijo que hacían 170 grados dentro del camión.
“Es una caja de acero en un verano de Texas”, dijo Homan.
La temperatura en San Antonio había superado los 100 grados el 27 de junio cuando un trabajador oyó un grito de auxilio procedente de un camión abandonado y fue a investigar, según William McManus, jefe de la policía de San Antonio. La persona abrió las puertas y encontró “un número de individuos muertos en el interior”, dijo McManus a los medios de comunicación.
Cuarenta y seis personas ya estaban muertas dentro del camión y otras 16 fueron trasladadas al hospital, entre ellas “cuatro casos pediátricos”, dijo Charles Hood, jefe de los bomberos de San Antonio.
“Los pacientes que vimos se sentían calientes cuando los tocabas. Sufrían un golpe de calor, un agotamiento por calor”, dijo Hood a los medios de comunicación el 27 de junio.
“No se supone que abramos un camión y veamos pilas de cadáveres ahí dentro. Ninguno de nosotros viene a trabajar imaginando eso”.
Hasta el 28 de junio, 50 personas habían muerto, según el gobernador de Texas, Greg Abbott.
Agentes de la ley investigan un remolque que transportaba inmigrantes ilegales, entre ellos decenas de muertos, en San Antonio, el 27 de junio de 2022. (Jordan Vonderhaar/Getty Images)
McManus dijo que tres personas estaban bajo custodia y que la investigación había sido entregada a Investigaciones de Seguridad Nacional, el brazo investigador del ICE.
El ICE no respondió al cierre de esta edición a una solicitud de más información sobre los extranjeros ilegales, a nombre de quién estaba registrado el camión, a dónde se dirigía o cuánto se pagaba a los contrabandistas.
Homan dijo que en el caso de Victoria de 2003, todas las víctimas se habían desnudado hasta la ropa interior, tratando de aliviar el calor.
“La escena del crimen se mantuvo segura hasta que yo llegué allí. De hecho, entré en la parte trasera de ese remolque y me vi rodeado de 19 extranjeros muertos que se asfixiaron en la parte trasera del remolque”, dijo Homan en una intervención anterior. “Uno, un niño de 5 años. Eso me persigue hasta hoy”.
Dijo que los que sobrevivieron en ese caso le contaron lo último que el niño de 5 años le dijo a su padre: “Papá, papá, me estoy muriendo”.
“Te rompe el corazón. Ese niño no merecía morir así. Nadie merece morir así. Por eso me conmueve tanto con este tema, porque he visto muchas muertes. Esta es la peor”.
Mayor carga útil

Homan dijo que el contrabando a través de tráileres está en aumento en Texas y Arizona, ya que el volumen de la inmigración ilegal sigue rompiendo récords.
“Hay muchos camiones en el sur de Texas y en el sur de Arizona”, dijo. “Los camiones están por todas las carreteras, estos grandes semi-remolques, creen que pueden pasar desapercibidos. Así que el contrabando en semi-remolques está en aumento, lo que va a resultar en más tragedias como esta”.
“Te garantizo esto: Esta organización de contrabando de extranjeros que trasladó a estas personas, no están perdiendo el ritmo. Te garantizo que ya están preparando el siguiente camión. A esta gente no le importa. Todo es por el dinero”.
Homan dijo que le han dicho que había al menos 80 personas hacinadas en el camión de San Antonio.
“Los contrabandistas ganan mucho más dinero si pueden moverse en grupos grandes: el día de pago es mayor”, dijo. Los agentes de la ley en Texas han dicho a The Epoch Times que a los conductores se les paga entre 500 y 2000 dólares por persona para llevar a los extranjeros ilegales a San Antonio desde la frontera en un auto.
Homan dijo que lo más probable es que el camión se dirigiera a un escondite en San Antonio o Dallas, donde los inmigrantes ilegales son retenidos hasta que pagan la cuota de contrabando. La tarifa suele aumentar una vez que los extranjeros ilegales son retenidos en el escondite y pueden llamar a sus familias para obtener dinero extra.
“Personas muy vulnerables asumen el riesgo y pagan a los cárteles criminales que no dan un céntimo por estas personas”, dijo Homan.
“Estas [personas] son una mercancía; son como un producto que llevan del punto A al punto B. No les importa su vida. Y lo de anoche es otro ejemplo”.
Los inmigrantes ilegales que son contrabandeados en vehículos son “fugitivos” que han evadido a la Patrulla Fronteriza, a menudo porque no tienen una solicitud de asilo legítima, o porque son criminales convictos.
La Patrulla Fronteriza cuenta como “fugados” a los extranjeros ilegales que detectan en la frontera pero no atrapan. En lo que va del año fiscal, se han registrado alrededor de 800,000 fugas conocidas, según Homan y varias fuentes de Aduanas y Protección Fronteriza.
Además de las 800,000 fugas, la Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 1.5 millones de inmigrantes ilegales en el mismo periodo de tiempo.
“Cuando tanta gente cruza la frontera, es solo una cuestión de matemáticas. Si aumentan los que cruzan la frontera, aumentan los que se ponen en manos de los cárteles criminales. Ciertamente van a aumentar las muertes en la frontera”, dijo Homan, y añadió que las autoridades han registrado 700 muertes de inmigrantes ilegales desde que el presidente Joe Biden asumió el cargo, la mayoría de las veces por ahogamiento al cruzar el río o por abandono en el desierto.
“Han muerto más inmigrantes durante el liderazgo de Joe Biden que en cualquier otro momento que pueda recordar en mis 35 años de carrera”, dijo Homan, afirmando que el presidente tiene las manos manchadas de sangre.
“Si aumenta la inmigración ilegal, si aumenta la dependencia de los cárteles criminales, va a resultar en más muertes de migrantes”.

https://es.theepochtimes.com/nadie-merece-morir-asi-dice-exjefe-del-ice-sobre-muertes-en-contrabando-masivo_1010929.html