Estatal

Opaca y omisa la respuesta del Congreso de Sonora a solicitudes de transparencia

RADIOFORMULA

La constitución de nuestro país estipula que el derecho a la información será garantizado por el Estado, toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión.

Cualquier persona puede acceder a la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), seleccionar a la institución de gobierno a la que le desee solicitar cierta información, escribir la solicitud, y esperar hasta 20 días hábiles a que se le de respuesta por los sujetos obligados. Durante este periodo, que podría incluso ser un poco más largo en caso de que la institución necesitará que se detalle más la información que solicitada, o si pidiera una prórroga para poder entregarla. Sin embargo, una vez finalizados estos plazos, la o el solicitante debería recibir una respuesta por parte del ente público.

En la solicitud de información no. Y con oficio UE-166/2022 en la cual se especifica claramente la información requerida de la siguiente manera:

«Listado de medios de comunicación proveedores del Congreso de Sonora donde se especifique: Nombre del medio y la razón social, periodo del contrato y monto del contrato acordado (por mes)».

La respuesta del Congreso ante una solicitud muy específica y clara, fue informar que

«El Congreso del Estado, en lo que va del presente año, no ha realizado contrato alguno con medios de comunicación».

La respuesta otorgada por la autoridad es incompleta y no corresponde con la solicitud, con esta contestación omisa y opaca , el Poder Legislativo priva y atenta contra el derecho de acceso a la información al que tienen todas y todos los ciudadanos.

Este tipo de respuestas, muy recurrentes en los entes públicos para no brindar la información, van totalmente en contra del combate a la corrupción y la opacidad, la rendición de cuentas y la transparencia en la gestión pública.

Es indispensable contar con instituciones efectivas que no sólo garanticen el derecho de acceso a la información, sino que brinden información oportuna a los ciudadanos para que éstos tengan elementos suficientes, para exigir a sus gobiernos un desempeño efectivo, que se traduzca en mejorar la calidad de vida de todos.