Estatal

Republicanos acuden desde lejos al muro de Trump para reforzar sus campañas

Agencia EFE

Tucson (EE.UU.), 17 may (EFE).- Candidatos republicanos de estados lejanos a la frontera como Ohio o Carolina del Sur viajan al muro fronterizo construido por el ahora expresidente Donald Trump para tomarse fotos y videos de campaña contra la política migratoria del presidente Joe Biden y la inmigración de indocumentados.
Estos aspirantes buscan reforzar con la inmigración sus postulaciones a diferentes puestos a niveles tanto estatal como federal llegando a la frontera de Texas y Arizona para filmar sus anuncios, algunos inclusive prometiendo terminar la construcción del muro fronterizo con México si son elegidos.
«La inmigración es un tema que mueve a los votantes. Por eso para los candidatos republicanos es tan importante llegar físicamente hasta la frontera para demostrar su interés y su compromiso con el tema», dijo a Efe Vinny Minchillo, analista político y publicista con sede en Texas.
Minchillo ha sido asesor de candidatos republicanos en múltiples campañas, incluyendo la tentativa presidencial de Mitt Romney (2012) y la campaña de reelección de George W. Bush (2004).
Una candidata que filmó uno de estos anuncios es la representante federal Nancy Mace, republicana por Carolina del Sur.
«Estoy aquí en la frontera por una sola razón: Washington debe dejar de tratar a los inmigrantes indocumentados mejor que a nuestros valientes hombres y mujeres en uniforme. Hay que terminar el muro fronterizo y asegurar la frontera», declara Mace parada frente al muro en Texas.
En el anuncio de campaña, la congresista cuestiona el hecho de que la Administración de Biden haya obligado a los agentes de la Patrulla Fronteriza a vacunarse en contra la covid-19 mientras que, según ella, «abrió» la frontera a miles de indocumentados que no están vacunados.
«El tema migratorio no es sólo un tema de los estados fronterizos: es un tema de interés nacional que sin duda será uno de los centrales de las próximas elecciones de noviembre, junto con la economía y el precio de la gasolina», dijo Minchillo.

La Administración de Biden es blanco de críticas de políticos republicanos por lo que califican de su «fracaso» en controlar el incremento del flujo migratorio en la frontera sur, donde en los últimos meses se han reportado cifras históricas en arrestos de indocumentados.
«Aunque un candidato represente un estado que se encuentra a miles de millas de la frontera, estar físicamente frente al muro es un gran punto en favor entre los votantes», dijo el analista.
Este es el caso de Jane Timken, quien busca la nominación republicana para la contienda por el Senado federal por el estado de Ohio.
«La seguridad de la frontera es la seguridad nacional», dice Timken en su anuncio de campaña, teniendo de fondo también el muro fronterizo.
Mientras camina al lado del muro que divide a Texas de México, la aspirante promete que si es elegida luchará por finalizar la «obra» de Trump.
Esta misma promesa la hace Dave McCormick, uno de los republicanos que buscan la nominación en la contienda por un puesto en el Senado por el estado de Pensilvania.
McCormick incluye imágenes suyas caminando cerca del muro en Yuma, Arizona, justo donde se encuentra uno de los segmentos que no fueron terminados y que es utilizado por migrantes para cruzar la frontera.
«Como candidato debes buscar los temas que más interesan a los votantes, y en estos momentos sin duda es la inmigración», sostuvo Minchillo.
Esto es especialmente relevante ante la molestia de algunos votantes contra el presidente Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, quien encabeza la respuesta de la Administración al incremento en el flujo migratorio.
A medida que se aproximen las elecciones de medio término en noviembre, el analista no duda de que más candidatos viajen a la frontera para grabar sus anuncios.
La inmigración y la construcción del muro fronterizo con México fue el tema principal de la campaña de 2016 que llevó a Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos.
Ya en la Casa Blanca, Trump construyó unas 450 millas (720 kilómetros) del llamado «sistema de muro fronterizo», que incluye principalmente bolardos de acero de 18 a 30 pies (5,5 a 9 metros) anclados en concreto y que cuentan con sensores, luces y cámaras.
A un costo de unos 15.000 millones de dólares, la mayor parte se construyó en lugares donde ya existía algún tipo de barrera menos imponente.
Mientras los candidatos republicanos buscan atraer y movilizar a los votantes conservadores con el tema migratorio, el Partido Demócrata también invierte para movilizar el voto, principalmente de latinos y otros grupos minoritarios.
Recientemente el Comité Nacional Demócrata anunció la campaña millonaria «Adelante», para movilizar el voto en estados que se disputan con los republicanos como Florida, Arizona, Michigan, Carolina del Norte y Pensilvania. EFE