Estatal

En el desierto de Sonora hay un cubo que visibiliza el daño de una minera para llevarse el oro

Tomado de: El Debate

El Bajío, Caborca.- En medio del desierto de Caborca, Sonora, en el ejido El Bajío, en febrero de este año colocaron una escultura de un cubo en protesta por los trabajos de la mina Penmont, quienes de acuerdo al Tribunal Agrario de aquel estado lo hicieron de manera ilegal y dañaron de manera irreparable el lugar, moviendo casi 11 millones de toneladas para extraer poco más de 236 onzas de oro.
La escultura, un cubo de 70 centímetros por cada lado, representa la cantidad de oro que habrían extraído del lugar; imagen que se vuelve casi imperceptible en la inmensidad del hoyo que se formó por la extracción de tierra, como una manera de dimensionar el daño de manera visual.

A través de su cuenta de Twitter: @hzamarron, el periodista Héctor Zamarrón da cuenta de manera pormenoriza de lo sucedido, cuyo problema se suscitó entre el año 2010 y 2013, periodo en el que la empresa minera realizó la extracción de la piedra en busca del oro.
Del problema en su momento y hasta la actualidad se realizaron distintos reportajes locales y nacionales, quienes documentaron todo lo sucedido, como el respectivo proceso legal, el cual culminó con el fallo del Tribunal Agrario Número 28, emitido el 8 de diciembre del año 2014 a favor del ejido El Bajío.
Junto al cubo existe una placa donde se resume lo ocurrido, y detalla que el fallo judicial obliga a la empresa minera Penmont a regresar el oro extraído: 236,709 onzas, o en su defecto pagar el equivalente en dinero: 436 millones de dólares.

El periodista Héctor Zamarrón explica en su cuenta de Twitter que además de devolver o pagar su equivalente, la autoridad judiciail le pidió prácticamente un imposible a la minera, que es el de restaurar por completo el ecosistema que había en la zona antes de la explotación minera.

Al día de hoy, y después de disputas judiciales, la empresa sigue sin cumplirle a los ejidatarios del ejido El Bajío.
El cubo fue realizado por el artista Miguel Fernández de Castro, quien junto con la antropóloga Natalia Mendoza montaron una exposición que fue abierta al público el pasado 8 de abril.

https://www.debate.com.mx/estados/En-medio-del-desierto-de-Sonora-hay-un-cubo-que-visibiliza-el-dano-de-una-minera-para-llevarse-oro-20220511-0111.html