Internacional

Levantan restricciones para pedir asilo en EU

Tomado de: The Washington Post

Washington– La administración de Biden planea levantar los controles fronterizos del Título 42 en los que las autoridades han confiado durante los últimos dos años de la pandemia, pero las restricciones no terminarán de inmediato, según dos funcionarios familiarizados con los preparativos.
La administración está ampliando las instalaciones fronterizas y la capacidad de procesamiento de migrantes con el objetivo de levantar por completo las restricciones pandémicas el 23 de mayo, según uno de los funcionarios, que habló bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir los planes públicamente. Los funcionarios de Biden insistieron en que se remitirán a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), que están completando una revisión de las restricciones del Título 42 y dijeron que anunciarán su determinación esta semana.
La administración Trump implementó la orden del Título 42 en marzo de 2020, caracterizando la medida como una salvaguardia de emergencia para evitar la propagación de infecciones dentro de las celdas de detención, las estaciones fronterizas y otros entornos concurridos. La orden ha permitido a las autoridades fronterizas eludir los procedimientos normales de control de inmigración y expulsar rápidamente a quienes cruzan la frontera a sus países de origen o a México, sin darles la oportunidad de buscar protección humanitaria bajo la ley estadounidense.
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha llevado a cabo más de 1.7 millones de estas “expulsiones” en los últimos 24 meses, la mayoría bajo la presidencia de Joe Biden.
La decisión de suavizar el Título 42 conlleva riesgos políticos para Biden, cuyo desempeño fronterizo de la administración tiene una mala calificación en las encuestas de opinión. Los arrestos a lo largo de la frontera sur alcanzaron un máximo histórico el año pasado, y el ritmo de este año va camino de aumentar aún más. La frontera es un tema de campaña importante para los republicanos que aspiran a tomar el control de la Cámara y el Senado en las elecciones intermedias de noviembre.
El desafío
El desafío más inmediato que enfrentan los agentes estadounidenses a lo largo de la frontera es el creciente número de migrantes adultos que están deteniendo, particularmente de México. Durante la semana pasada, los agentes estadounidenses realizaron más de 7 mil arrestos por día en promedio, y los funcionarios de Seguridad Nacional (DHS) están haciendo planes de contingencia para que ese número aumente considerablemente cuando se levante el Título 42.
Su preocupación inmediata es una repetición de las escenas caóticas presenciadas en septiembre pasado en Del Río, Texas, cuando miles de migrantes, en su mayoría haitianos, cruzaron el Río Grande, abrumando la capacidad de los EE. UU. Las autoridades respondieron a ese incidente utilizando la orden del Título 42 para llevar a cabo deportaciones masivas a Haití, medidas denunciadas por destacados demócratas.
Se cree que miles de inmigrantes haitianos más esperan en México en previsión del fin del Título 42, según funcionarios del DHS familiarizados con la planificación y los preparativos del Gobierno.
Replican republicanos
Los republicanos exigieron el miércoles que la administración de Biden mantenga el Título 42 por razones de salud pública, y señalaron que los viajeros todavía usan máscaras en aviones y autobuses y que una afluencia aún mayor abrumaría a la Patrulla Fronteriza y los distraería de detener a los traficantes de drogas y personas. Admitir inmigrantes en los Estados Unidos sólo los agregará a los retrasos masivos en los tribunales federales de inmigración, dejando los casos sin resolver, dijeron.
El senador James Lankford, republicano de Oklahoma, miembro del Comité Senatorial de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales, dijo que ha estado preguntando a la administración de Biden durante meses sobre su plan para un escenario posterior al Título 42. Dijo que estaba decepcionado por el trabajo de contingencia de la administración. “Su plan es trasladar a la gente al país más rápido”, dijo en la conferencia de prensa. “Ése es todo su plan. En lo que han trabajado, aparentemente durante un año, es en la manera de acelerar el cruce de la frontera y el movimiento hacia el interior de las personas a un ritmo más rápido”.
Los funcionarios del DHS dicen que deportarán a los inmigrantes que no califiquen para la protección bajo la ley estadounidense. Pero durante picos previos de cruces fronterizos no autorizados han llevado a cabo liberaciones masivas, ordenando a los migrantes que se presenten voluntariamente a las autoridades más adelante.
Alistan alojamiento
Los funcionarios de Biden dijeron que se están preparando para la afluencia al expandir la capacidad de retención de CBP con tiendas de campaña temporales, al tiempo que amplían sus redes de transporte y agregan personal que puede apoyar las operaciones de emergencia en la frontera.
En un artículo en el New England Journal of Medicine la semana pasada, médicos y defensores de la salud de facultades de medicina y organizaciones sin fines de lucro argumentaron que la justificación de la orden “no está respaldada por evidencia” y, en algunos casos, es “descaradamente falsa”.
Los autores dijeron que la política ha infligido daño a los migrantes que son empujados de vuelta a sus peligrosos países de origen o a ciudades fronterizas plagadas de delitos en México, donde algunos han sido atacados.
“No hay evidencia de que los no ciudadanos que carecen de documentación tengan más probabilidades de transmitir Covid que los residentes, ciudadanos o turistas que ingresan al país”, escribieron. “Los solicitantes de asilo representan una pequeña fracción de los viajeros que cruzan la frontera; en el mismo período en el que 1 millón de solicitantes de asilo fueron expulsados, casi 100 millones de otros viajeros fueron admitidos en las fronteras terrestres de Estados Unidos”.
Ya es suficiente: demócratas
Líderes demócratas, como el líder de la mayoría del Senado, Charles Schumer, de Nueva York, y el senador Robert Menéndez, de Nueva Jersey, han estado instando a la administración de Biden a poner fin al programa, citando los peligros que enfrentan los migrantes. El representante Raúl Ruiz, demócrata por California, médico y presidente del Caucus Hispano del Congreso, dijo que las bajas tasas de transmisión, los programas de cuarentena y las vacunas hacen que el fin sea un imperativo. “Ya es suficiente”, dijo esta semana.
Pero otros han estado haciendo sonar las alarmas, principalmente republicanos, pero también algunos demócratas prominentes, como el senador Joe Manchin III de Virginia Occidental y los senadores Kyrsten Sinema y Mark Kelly del estado fronterizo de Arizona, quienes temen que la administración no esté preparada para un desafío aún mayor de afluencia en la frontera suroeste.
Manchin escribió el martes a la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, instándola a mantener la orden, advirtiendo sobre el aumento de los cruces fronterizos y el aumento de los casos de Covid-19 en partes de Europa y Asia. “Ahora no es el momento de tirar la precaución al viento”, escribió.
Presiones legales
La administración de Biden también se ha enfrentado a presiones legales para poner fin al Título 42.
Después de que un juez federal en Texas dictaminara este mes que el Gobierno ya no podía eximir a los menores no acompañados de ser expulsados, el CDC canceló oficialmente la política para ese grupo el 11 de marzo.
En ese orden, Walensky dijo que CBP podría mitigar la transmisión de Covid para niños y adolescentes que viajan sin un padre porque tenían un programa de prueba sólido y acceso a refugios de Salud y Servicios Humanos donde los menores podían recuperarse.
Pero dijo que CBP le dijo a los CDC que no podía ofrecer lo mismo a adultos solteros y familias.
“Debido a las limitaciones operativas y de las instalaciones, CBP informa que no puede replicar este sólido programa de prueba y aislamiento de coronavirus para (adultos solteros) y (miembros de la familia) bajo su custodia”, escribió Walensky.
La presión adicional para modificar el Título 42 provino de un fallo de la corte de apelaciones este mes que decía que el Gobierno podía expulsar a las familias, pero no a naciones donde podrían enfrentar persecución o tortura. El tribunal consideró “cuestionable” la afirmación de la administración de que la política ralentizó la transmisión de Covid. Se espera que el fallo entre en vigencia a fines de abril, según la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), que presentó la demanda en nombre de las familias migrantes.
“No somos arrogantes sobre los riesgos de COVID-19”, escribió la corte de apelaciones de D.C. “Y seríamos sensibles a las declaraciones en el registro de los funcionarios de los CDC que testifiquen sobre la eficacia de (las restricciones). Pero no hay ninguna”.

https://diario.mx/el-paso/levantan-restricciones-para-pedir-asilo-en-eu-20220330-1914590.html