Nacional

Santiago Creel: “El litio es un tema que sí se puede discutir”

Tomado de: Expansión

Santiago Creel reconoce en entrevista que, una vez que se ha entablado el diálogo con el gobierno federal, se ha abierto la puerta para que se tome en cuenta a la oposición y, por lo tanto, desde el PAN están en posibilidad de avanzar en algunos temas que le interesan al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como en la reforma eléctrica, por ejemplo, en materia del litio.
“El presidente quiere sacar sus reformas, quiere dejar sentado que el litio sea propiedad de la nación. Bueno, es un tema que sí se puede discutir. Es perfectamente discutible. Yo no quiero adelantar la posición del partido, pero es algo discutible”, acepta.
Entrevistado vía zoom, el diputado panista explica que aunque tienen puntos de coincidencia, hay temas en los que no van a replantearse, como en darle el control del manejo de la energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o en enfocar el la creación de energía con el uso de suministros contaminantes.
“En el tema eléctrico, en primer lugar, el PAN, de ninguna manera estaría dispuesto a regresar al viejo esquema del monopolio de la CFE. Tampoco estaríamos dispuestos a suprimir las agencias reguladoras, ni el mercado, ni las inversiones extranjeras y, sobre todo, que se apoye buena parte de la generación de la energía del país con plantas viejas, de combustóleo, contaminantes, sino que por el contrario, lo importante era generar una transición hacia energías menos costosas y cada vez menos contaminantes”, afirma.
El exfuncionario panista resalta que en la visión de su partido consideran que no hay la necesidad de una reforma constitucional, ni cambiar el esquema, pero sí hay puntos para dialogar.
Este lunes comienzan las mesas de parlamento abierto para la reforma eléctrica, la inauguración tendrá la asistencia de algunos gobernadores del país y de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.
Por la tarde, se realizará la primera mesa «El sistema eléctrico creado por la reforma del 2013».
Sin embargo, para Creel no sólo el tema de la reforma eléctrica está en el interés de los acercamientos con el gobierno federal, para él están la seguridad y violencia, la falta de empleos, el poco crecimiento económico, la atención a la pandemia, así como la reforma electoral, el clima de polarización que se vive en el país y la necesidad de respetar la independencia de los gobiernos estatales y de los organismos autónomos.
Las mesas con Segob

Quien fue secretario de Gobernación en el sexenio de Vicente Fox (2000-2006), explica que en el acuerdo de diálogo logrado con el gobierno federal se tiene planteado un formato de mesas, un calendario y una serie de temas. El objetivo, resalta, es buscar soluciones a los problemas actuales.
“El diálogo político tiene un objetivo, y es resolver problemas, problemas públicos, o generar bienes públicos”, resalta.
Creel explica que convinieron llevar a cabo siete mesas temáticas en las que abordarán los que, dice, son los grandes temas nacionales. A propuesta del PAN, tendrán cuatro mesas en las que analizarán las problemáticas de seguridad, de economía, de empleo y de salud.
Detalla que el gobierno les puso otros tres temas que son de interés del presidente: la reforma eléctrica, la Guardia Nacional y la reforma electoral; con esto, quedarán asignadas siete mesas temáticas. Aunado a ello, explica que desde el PAN solicitaron que exista un cese a la polarización política, en referencia al embate contra los partidos y contra los gobiernos estatales, incluso contra el INE y contra otros organismos autónomos.
En cuanto a las mesas, señala que habrá una delegación de PAN, integrada por cinco representantes del partido; serán dos diputados, dos senadores y un representante partidista y, por parte del gobierno, estarán los titulares de cada una de las áreas de su responsabilidad.
Las reuniones comenzarán el próximo lunes 24 de enero y las siete mesas se van a instalar el mismo día. Resalta que se acordó que todo lo que se exprese en esas mesas será público.
Panista desde los años 90, Creel admite que fue complicado que se aceptara al interior del PAN tener un diálogo con el gobierno de López Obrador.
“Muchas veces, el llegar a un acuerdo, a tus bases políticas, a las bases más radicales no les gusta. O sea, esto del diálogo no es algo con lo que todos los militantes del PAN estén de acuerdo. Hay muchos que dicen: ‘Oye, ¿cómo vas a dialogar con alguien que te ha insultado?, ¿cómo vas a dialogar con alguien que te ha cerrado las puertas durante tres años?’”, ejemplifica.
Qué sí y qué no de lo electoral y el INE

Quien fuera consejero ciudadano del IFE entre 1994 y 1996, antes de ser militante del PAN, explica que para su partido la independencia del INE es constitucional y eso no debe cambiar. Destaca que no aceptarán una nueva integración del Consejo General.
Reconoce que hay cambios y mejoras que se pueden hacer, pero el principal logro de la institución, que es el hecho de tener elecciones confiables, no dejarán que cambie.
“Estamos por la postura de respetar lo que es la esencia de la autoridad electoral, su autonomía, su independencia, su integración, pero sí estamos abiertos a ver cómo podemos mejorar nuestro sistema, a ver cómo podemos hacerlo más eficaz, y sobre todo que nos dé más certidumbre para las elecciones”, argumenta.
El PAN y la vida interna

En cuanto a la vida partidista al interior del PAN, el dos veces aspirante a la candidatura presidencial de ese partido —primero compitió en 2005 con Felipe Calderón y luego, en 2012, con Josefina Vázquez Mota— asegura que en Acción Nacional se mantienen unidos, a pesar de que el año pasado se filtró un audio del dirigente nacional, Marko Cortés, en el que reconocía que sería difícil ganar en las elecciones de este 2022 en seis estados, incluso en Aguascalientes, entidad gobernada por el albiazul, y que ese audio generó reclamos a la dirigencia, solicitudes de renuncia y expresiones de descontento.
Sostiene que el audio se descontextualizó, pues Cortés explicaba la situación del partido en forma completa y hablaba también de las oportunidades en otros estados y, como salió solo lo de la problemática en Aguascalientes, parecía que hablaba de derrota. Por esta razón, reaccionaron los grupos internos y salieron los antagonismos a flote, pero hay unidad actualmente, insiste Creel.
“Antes de las elecciones, los partidos se vuelven muy convulsos, se genera una tensión interna muy fuerte, por la competencia interna y no solamente por la competencia de dos o tres personas que quieren ser los candidatos, sino es de todos los grupos que representan cada uno de ellos y los acuerdos, y hay que tomar en cuenta que lo que se ve en la prensa es uno o dos candidatos para la gubernatura, y lo que no se ve son múltiples candidatos a las diputaciones locales y a las presidencias municipales”, indica.
La necesidad del diálogo

Creel explica que para llegar al diálogo le hizo ver en su carta al presidente López Obrador que los opositores tienen el respaldo de unos 22 millones de votos y Morena y sus aliados de unos 20 millones de votos; es decir, que necesitan trabajar en conjunto.
“Sabe el gobierno que, si no va con la coalición Va por México en algunas de sus reformas, las reformas no pasan, son reformas de carácter constitucional”, advierte.
Con ese argumento, defiende la alianza Va por México, tanto en lo electoral como en lo legislativo, y expone que la vida de los partidos ya cambió y que hay una nueva política de dos bloques.
“Lo que está sucediendo en el Congreso es el agrupamiento de dos bloques que van digamos trabajando; por supuesto que cada partido tiene identidad propia, sus plataformas, sus dirigentes, pero ya es algo muy nuevo y, si tú revisas lo que sucede en Europa, esto que estamos empezando a vivir es algo que en Europa se vive desde hace unos 40 o 50 años”, ejemplifica.

https://politica.expansion.mx/congreso/2022/01/17/voces-santiago-creel-el-litio-es-un-tema-que-si-se-puede-discutir