Ciencia y tecnologia

La extinción de los grandes herbívoros desató incendios en todo el mundo

Hace entre 50.000 y 6.000 años, la extinción de los grandes animales como el mamut, el bisonte gigante o los caballos antiguos no solo tuvo consecuencias para los depredadores, también para las praderas, donde la hierba, las hojas y la madera empezaron a acumularse y a provocar incendios en todo el planeta.

Esta es la principal conclusión de una investigación liderada por la Universidad de Yale (Connecticut, EE. UU.) en colaboración del Museo de Historia Natural de Utah, y que ha sido publicada este jueves (25.11.2021) por la revista especializada Science.

Cuatro continentes estudiados

En el estudio, los investigadores recogieron datos sobre la desaparición de estas grandes especies en cuatro continentes: América del Sur perdió el 83% de todas las especies, América del Norte el 68%, Australia el 44% y África, el 22%.

Después, compararon estos resultados con los registros de la actividad de los incendios revelados en los sedimentos de 410 lugares de todo el mundo. Con este análisis obtuvieron un registro histórico de la actividad de los incendios regionales en todos los continentes y descubrieron que la actividad de los incendios aumentó después de la extinción de los megaherbívoros.

América, donde más se produjeron incendios

El estudio afirma que los continentes que perdieron más herbívoros (América del Sur y luego América del Norte) se produjo un mayor aumento de la extensión de los incendios, mientras que en los continentes con menores tasas de extinción (Australia y África) apenas hubo cambios en la actividad de los incendios de pastizales.

Y, aunque en ese mismo periodo, muchas especies antiguas -como los mastodontes, los diprotodontes o los perezosos gigantes que se alimentaban de arbustos y árboles en zonas boscosas- también se extinguieron, su desaparición tuvo «menos impacto» en los incendios de las zonas boscosas, apunta el estudio.

Tras la pérdida de los ecosistemas de pastizales en todo el mundo, los nuevos ‘pastores’, incluido el ganado, acabaron adaptándose a los nuevos ecosistemas.

El impacto de los herbívoros

Para Allison Karp, investigadora de Yale y coautora del trabajo, el estudio demostró que esas extinciones tuvieron consecuencias, por lo que «estudiar sus efectos ayudará a entender cómo los herbívoros dan forma a la ecología global en la actualidad».

Los científicos deberían tener en cuenta el papel del ganado de pastoreo y los pastores silvestres en la mitigación de los incendios y el cambio climático, advierten los autores.

«Este trabajo pone de manifiesto la importancia que pueden tener los pastores a la hora de determinar la actividad de los incendios. Debemos prestar mucha atención a estas interacciones si queremos predecir con exactitud el futuro de los incendios», concluyó la autora principal del artículo, Carla Staver.

JU (efe, news.yale.edu, independent.co.uk, science.org)

Comments (5)

  1. Hey! I could have sworn I’ve been to this blog before
    but after checking through some of the post I realized it’s
    new to me. Anyhow, I’m definitely happy I found
    it and I’ll be bookmarking and checking back frequently!

  2. Heya i’m for the primary time here. I came across this board and I to find It truly useful & it helped me out a lot.
    I am hoping to provide one thing again and help others
    like you aided me.

  3. Hmm is anyone else encountering problems with the pictures
    on this blog loading? I’m trying to determine if its a problem on my end or if it’s the blog.
    Any suggestions would be greatly appreciated.

  4. I enjoy, result in I found exactly what I used to be having a look for.
    You’ve ended my 4 day long hunt! God Bless you man. Have a nice day.

    Bye

  5. Terrific article! This is the kind of info that should be
    shared around the internet. Disgrace on the seek engines
    for not positioning this put up upper! Come on over and consult with my
    site . Thanks =)

Comments are closed.