NoticiasSalud

La hinchazon abdominal no siempre es por subir de peso

Hermosillo, Sonora.- Por más que haces abdominales y ejercicio no consigues tener el abdomen plano ni reducir la sensación de hinchazón. Muchas veces esto se debe a una mala reacción del sistema digestivo y suele confundirse con aumento de peso. Claro hay soluciones para esto.

Come despacio

Olvida las prisas a la hora de comer y mastica más veces. Cuando comes rápido llega más tarde a nuestro cerebro el mensaje de saciedad y educamos a nuestro estómago para que coma solo lo que necesita. Además, al comer deprisa introducimos más aire en nuestro organismo, originándose los molestos gases que hinchan el abdomen.

Incluye alimentos fermentados en tu dieta

Los probióticos y prebióticos favorecen la proliferación de la flora intestinal y te ayudan a lucir un vientre más plano. Incluye en tu dieta yogures, cebollas, alcachofas y  todo tipo de frutas y verduras.

Relájate

El estrés y la falta de sueño son tan enemigos de un vientre plano como una mala alimentación o la falta de ejercicio. Cuando estás estresada, tu cuerpo segrega exceso de cortisol, la hormona que regula los niveles de azúcar en sangre, y puede inflamarse tu vientre y sufrir alteraciones en el peso. La meditación es una disciplina excelente para mantener a raya el estrés y, por lo tanto, el cortisol.

Adiós a los refrescos

Los refrescos (y también la cerveza) son principalmente gas que llega a tu intestino provocando una hinchazón visible. Si los tomas con pajita estarás añadiendo aire extra al gas del refresco y será peor. Opta por bebidas sin burbujas y despídete de un vientre repleto de burbujas.

Bebe mucho

Beber agua de forma contínua te ayudará a mantenerte hidratada, a eliminar la grasa que tu cuerpo no necesita y mantener el buen funcionamiento del tránsito intestinal. Para este último fin, infusiones, caldos y zumos, son igual de beneficiosos.

Haz ejercicio

Y no nos referimos a los abdominales. Camina, corre o realiza algún tipo de ejercicio aeróbico. Facilitarás la eliminación de grasa en todo tu cuerpo, por lo tanto también en el abdomen, y moverás tu aparato digestivo facilitando las digestiones y el tránsito intestinal.