LocalNoticias

Mi mejor campaña de reelección es el trabajo diario de mi gobierno: Célida López

Hermosillo, Sonora.- Para la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas, quien busca reelegirse como presidenta municipal, su mejor campaña es el trabajo que realiza todos los días en su administración y aquel que ha llevado a cabo para defender y savar las finanzas públicas del municipio.

«Creo sinceramente que el logro más grande es tener un gobierno honesto. A Hermosillo le hacía mucha falta tener un gobierno honesto, con gente que se levanta todos los días a chingarle para hacer el trabajo que la gente nos encomienda, no para estar haciendo negocios personales», expresó.

A pesar de que anteriormente había mencionado que no consideraba dejar el cargo durante la campaña electoral, durante una entrevista para el Podcast de La Voz del Pitic, López Cárdenas afirmó que sí pedirá licencia para dedicarse de lleno a la campaña electoral durante esas cinco semanas, principalmente para evitar que la oposición pueda acusarla de que está haciendo uso de recursos públicos druante su campaña.

«Nos vamos a reelegir, vamos a ganar, vamos a hacer historia otra vez el 6 de junio, esto segurísima que vamos a lograr defender a la ciudad, a impedir que vuelvan los corruptos que se fueron, estoy convencida que la gente tiene ganas de seguir con un gobierno honesto», expresó.

«Hay muchos mitos acerca de lo que significa la palabra reelección por lo que nos dijeron desde niños: «Sufragio efectivo no reelección», pero yo creo que debajo de esos mitos hay un sentimiento y la gente de Hermosillo quiere a su ciudad y no quiere que caiga en manos de gente abusiva que otra vez empiece a saquear a la ciudad».

La actual alcadesa aseguró que la capital de Sonora, en manos de su equipo de trabajo, está seguro y protegido, algo de lo que no sólo los ciudadanos se han dado cuenta, sino que el sector empresarial también está consciente del esfuerzo para sacar adelante a la ciudad, a pesar de ser una de las ciudades más endeudadas del país.

«Es un dato que poca gente tiene. ¿Qué significa gobernar una ciudad que ocupa el tercer lugar de endeudamiento en el país? Significa que tenemos una ciudad que está sobreviviendo financieramente, donde estamos pagando más de 550 millones de pesos de puros intereses en lo que llevamos de administración y que en lugar de agarrar ese dinero y metérselo a las calles, a pavimentación, a equipamiento, a patrullas, a camiones recolectores, grúas, porque finalmente: ¿con qué herramienta salgo yo a resolver las peticiones de más de mil colonias?», dijo.

La alcaldesa de Hermosillo afirmó que si se suma la deuda que tiene Hermosillo con los bancos, con la planta tratadora de agua, el alumbrado público y otras paramunicipales, la capital de Sonora se convierte en la primer ciudad del país más endeudada.

Resaltó que durante esta administración se decidió revocar el contrato a las empresas concesionarias del alumbrado público, así como de la planta tratadora de agua y el relleno sanitario, negocios que calificó de abusivos y que sólo han servido para hacer negocios personales y endeudar a la ciudad durante los últimos 15 años.

«Estamos hoy notificándole a la planta tratadora la revocación de su contrato de servicios porque no están tratando el agua, la están mandando cruda, están cobrando 18 millones de pesos mensuales y es un robadero en esa planta tratadora», manifestó.

«El relleno sanitario, lo mismo, más de 20 años con una empresa española que nos está cobrando por recibirnos la basura sin ninguna justificación porque yo no necesito que nadie me esté recibiendo la basura y tenemos que pagar más de 360 pesos por tonelada, 700 toneladas diarias», dijo.

Célida López dijo que se siente tranquila con su trabajo ya que siempre la ha motivado la vocación de servicio y cambiar con la noción de que los políticos sólo llegan a sus puestos para enriquecerse con recursos públicos y beneficiar a gente cercana.

«A mí el día que se me acabe el trabajo voy a tener que seguir buscando chamba, porque el sueldo que tenemos tampoco te permite tener una vida… Yo con cuatro chamacos, dos perros y un marido, pues evidentemente uno trabaja y tiene una vida al día, entonces esta idea de que los políticos llegan para cambiar sus estilos de vida, para irse de millonarios después de tres años de trabajo, de seis años en una posición estatal, es una grosería», expresó. «Lo que sucede es que no hay vocación, para estar en la posición en la que estoy hay que tener vocación de servicio».

«Yo me veo como una líder social que va a seguir haciendo historia en Hermosillo, en Sonora y en México. Voy a ser una mujer que va a trascender en la vida pública de esta nación. Eso es lo que quiero».