NacionalNoticias

Con regulación del «home office», patrones pagarían luz e internet

MÉXICO.- Reformas a la Ley Federal del Trabajo (LFT) se aprobaron en materia en regulación de teletrabajo, por lo que los patrones pagarían luz e internet, entre otras obligaciones para el empleado que realice «home office».

A fin de contar con una regulación jurídica más amplia, en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, de la Cámara de Diputados,  se aprobaron cambios al artículo 311 e incluir los del 330-A al 330-K, para dejar en claro que:

«La persona trabajadora bajo esta modalidad, es quien preste sus servicios personal, remunerado y subordinado, en un lugar distinto a la instalación de la empresa o centro del trabajo del patrón y utilice las tecnologías de la información y comunicación. Cuando el 40% de cumplimiento de la labor sea fuera del centro de trabajo, será considerado como teletrabajo»

“Esta iniciativa que fue aprobada por el Senado de la República en 2019, trae ahora cambios importantes y representa un gran avance en el país, que hasta ahora y pese a la pandemia del Covid-19, no cuenta con una regulación adecuada que proteja los derechos de los trabajadores”, afirma el especialista en Derecho Laboral, Héctor de la Cruz.

De los cambios y adecuaciones, señala que solo se considerará “home office” cuando el tiempo que el trabajador labore en esta modalidad sea de más del 40% de su jornada. Y ejemplifica: En una jornada de 48 horas semanales, esto es 8 horas diarias, tendría que laborar más de 19.2 horas en su domicilio o el lugar que elija para ser considerado como trabajador a distancia o teletrabajador.

Explica el abogado De la Cruz que en el contrato de trabajo deberá especificarse el monto que el patrón pagará por concepto de servicios relacionados con el teletrabajo o “home office”, que incluirá luz, internet, telefonía, entre otros.

Entre las obligaciones de los patrones está el instalar y dar mantenimiento a las herramientas de trabajo: sillas ergonómicas, impresoras, computadoras, entre otros y asumir los costos de conexión y luz en una parte proporcional.

 

 

 

 

Con información de El Sol de México