NacionalNoticias

A un año del “culiacanazo”, sin haber un esclarecimiento del operativo militar fallido

MÉXICO.- A un año del fallido operativo contra Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, identificado como uno de los principales exportadores de fentanilo y metanfetaminas a Estados Unidos, sigue libre y sin ninguna orden de aprehensión en su contra en México.

La Fiscalía General de la República (FGR) no ha judicializado ante un juez federal ninguna de las carpetas de investigación que tiene abiertas contra el hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, por los delitos de delincuencia organizada con la finalidad de acopio y tráfico de armas, secuestro, cobro de piso y delitos contra la salud, informaron fuentes judiciales.

Por lo que sólo existe contra Guzmán López la orden de detención con fines de extradición solicitada por el gobierno de Estados Unidos, y que las autoridades mexicanas no pudieron cumplimentar en el operativo del 17 de octubre de 2019, que dejó ocho muertos tras diversos hechos de violencia en Culiacán.

En mayo de este año, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, reconoció ante senadores que la captura de Ovidio Guzmán es todavía un reto y que no se necesitaba una orden de aprehensión para detenerlo, ya que basta con la solicitud de extradición del gobierno estadounidense.

En Culiacán, tras los hechos ocurridos en el llamado jueves negro o culiacanazo se desplegó un operativo militar tres días después de los acontecimientos violentos, el cual fue denominado Seguridad y Paz, con la participación de 427 elementos de las Fuerzas Especiales y una brigada de fusileros paracaidistas. Sin embargo, el despliegue sólo duró dos meses; en silencio, esta fuerza castrense abandonó Culiacán.

 

 

 

 

Con información de El Universal

Comentarios