LocalNoticias

Charlemos de jazz: un concierto para apoyar a músicos de Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- Solaría Festival de Jazz realizará un concierto virutal para poder recaudar fondos que serán destinados a un grupo de 15 a 18 trabajadores de Hermosillo que ya cuentan con más de 100 días sin eventos por su cancelación ante la contingencia sanitaria.

El baterista y gestor del festival, Cristian Salvador “Chakalito” Orozco, detalló que este jueves 16 de julio a las 20:00 horas se hará la primera transmisión para recaudar las cooperaciones voluntarias, y así, poder crear las próximas transmisiones de “Charlemos de jazz”.

“Esto empezó como una idea de juntarnos a tocar y hacer una transmisión, pero ya en la conversación preguntamos cómo les ha ido y me dicen que ‘apenas me alcanza para esto’, y varias cosas así, todo lo que la pandemia causó, ya que pues ahorita el músico en la lista de trabajos esenciales, creo que estamos a lo último, fue cuando quise hacer el evento.”

“Vamos a pedir cooperación voluntaria, y con el dinero recaudado haremos ‘Charlemos del jazz’ para platicarle a la gente de este género, y también les doy trabajo, junto el dinero para los músicos locales y entretengo a la gente porque es un tema de interés, porque la escena de jazz en los últimos 3 años ha crecido en la ciudad”, detalló.

El baterista comentó que los temas de las pláticas serán básicos y sencillos para que toda la ciudadanía pueda comprenderlo fácilmente, pues a pesar de que los músicos cuentan con experiencia en el género, buscan hacer muy amena la actividad.

Los beneficiados de los fondos recaudados son músicos, diseñadores gráficos, mercadólogos e ingenieros de audio y video, conformando un grupo de 15 a 18 personas para llevar a cabo la producción musical que se transmitirá por las redes de Facebook e Instagram de Solaría.

Personalmente, ‘Chakalito’ expresó que aunque cuenta con un empleo, los eventos donde tocaba le daban la mitad de sus ingresos, causando por ende, mayor complicación para administrar sus gastos.

También reconoció que al poder pasar tiempo con su instrumento, puede dedicarle más práctica y explorar más sonidos, sin embargo, extraña los aplausos y el ambiente de una fiesta para compartir la música.