InternacionalNoticias

Logran primera remisión de paciente con VIH usando un cóctel intensificado de fármacos

Londres, INGLATERRA.- El primer caso de un hombre VIH positivo que entró en remisión de largo plazo luego de ser tratado menos de un año con un cóctel intensificado de varios medicamentos para el sida fortaleció el martes las esperanzas de una posible futura cura para la enfermedad.

El brasileño, de 34 años, a quien se le diagnosticó el VIH en 2012, fue tratado con una base de terapia antirretroviral (TARV) que fue potenciada con antirretrovirales adicionales, más un medicamento llamado nicotinamida, forma de vitamina B3.

El tratamiento intensificado fue detenido después de 48 semanas, señalaron el martes sus médicos, y 57 semanas después el ADN de VIH asociado a células y la prueba de anticuerpos del virus dieron los resultados negativos.

Este caso es muy interesante, y espero que impulse más investigación sobre una cura, sostuvo Andrea Savarino, del Instituto de Salud de Italia y quien colideró la prueba, en una entrevista con la caridad británica NAM AIDSmap.

Advirtió, sin embargo, que otros cuatro pacientes VIH positivo tratados en el ensayo con el mismo cóctel de medicamentos intensificado no vieron efectos positivos contra el virus que causa el sida.

Es muy probable que el resultado no sea reproducible. Es un primer experimento y no vaticinaría más allá de eso, indicó.

El caso necesita ser verificado independientemente y es demasiado pronto para conjeturar sobre una posible cura, dijeron los científicos.

Mientras los científicos se apresuran en desarrollar vacunas y tratamientos para el COVID-19, continúa la lucha por hallar una cura para el VIH, que ha infectado a más de 75 millones de personas y ha causado la muerte de casi 33 millones desde que comenzó la epidemia del sida, en los años 80.

Steven Deeks, otro especialista de la Universidad de California en San Francisco, aclaró: no es una cura, sólo un caso interesante que merece más estudios.

El caso fue descrito en una conferencia sobre sida en la que investigadores revelaron además un avance importante en la prevención: una inyección de un fármaco experimental cada dos meses fue más efectivo que las píldoras diarias de Truvada para prevenir que hombres homosexuales no infectados contrajeran el VIH de un compañero sexual contaminado. Centenares de miles de personas toman esas píldoras preventivas ahora y la inyección les daría una nueva opción, casi como una vacuna temporal.

Con información de La Jornada