NacionalNoticias

Garantiza AMLO protección a quienes denuncien actos de corrupción en su gobierno

Ciudad de México.- La conferencia de prensa de esta mañana abordó los temas de la subasta de la casa del ciudadano chino mexicano, la invalidez del amparo que éste presentó y el combate a la corrupción con el apoyo de los ciudadanos alertadores.

 

Primero el presidente le dio la palabra a la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, que informó del programa Ciudadanos Alertadores Internos y Externos de la Corrupción, donde los ciudadanos o whistleblower fungen como alertadores ante estos hechos de corrupción.

 

 

Este sistema se basa en tres elementos centrales para que los whistleblower tengan garantías al señalar los actos deshonestos, explicó la secretaria de la Función Pública, los cuales son confidencialidad, acompañamiento y protección y proactividad así como sanción; también precisó que esta información se pone a disposición en la página alertadores.funciónpública.gob.mx.

 

 

A continuación el presidente habló sobre los supuestos gastos en la presidencia de la República que circularon por redes sociales y de inmediato causaron indignación debido a los excesivos gastos que aparecían en una lista.

 

 

«Entonces decirles que nosotros no tenemos esos gastos. Que, al contrario, hay una disminución considerable del presupuesto en presidencia», manifestó el mandatario, así como que se deberían ofrecer disculpas por esas calumnias.

 

 

Otro punto fue la subasta de la casa que se llevará a cabo este domingo a las 12:00 del día en el Complejo Cultural Los Pinos; asimismo se cedió la palabra a Director General del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Ricardo Rodríguez Vargas, que expuso la solicitud de amparo presentada por el ciudadano chino mexicano para impedir la venta de la casa, de la cual el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado se hizo cargo para licitar y brindar el dinero a los atletas mexicanos. Por lo que se dio a conocer que la venta de la casa sigue en marcha; mientras el presidente dijo que actuarán con legalidad, sin recurrir a ninguna cuestión que pretenda intimidar.