LocalNoticias

Ayuntamiento interviene para preservar la única área natural protegida de Hermosillo

Con el fin de contribuir a la mejora de la calidad del aire, las temperaturas y generar más filtración de agua de lluvias en la ciudad, este lunes el Instituto Municipal de Ecología, Caminantes del Desierto, UNISON y UES colocaron “retenciones”, piedras tipo “gaviones”, en puntos estratégicos del Cerro Johnson para evitar la aparición de cárcavas.

Santa Aurora Nápoles Trujillo, directora del Instituto Municipal de Ecología explicó que el Cerro Johnson, ubicado al norte de la ciudad, es la única área natural protegida en Hermosillo que consta de 29 hectáreas, misma que cuenta con desniveles de tierra y gran cantidad de especies nativas de flora y fauna.

La colocación de las retenciones forma parte de una primera etapa de restauración de esta área con el objetivo de retener, esparcir y filtrar el agua en la zona para mejorar la calidad del suelo, y de mediano y largo plazo, generar una mayor vegetación, afirmó.

Con las retenciones, señaló que también se busca evitar que con el agua de lluvia se generen “cárcavas”, erosiones en la tierra en forma de zanjas, que provocan que el agua fluya con más fuerza y rapidez, y se sequen los suelos.

Algunas de las siguientes etapas de restauración serán: marcar un sendero para los recorridos de los visitantes y evitar que se generen brechas o caminos que afecten el lugar, colocar señalamientos con información sobre la flora y la fauna que ahí habita y por último, marcar el camino de entrada al área, ya que se pierde un poco entre la ciudad y el cerro.

La funcionaria dijo que poca gente sabe que existe esta área natural protegida, la idea es que lo conozcan y lo visiten de una manera responsable para evitar que se impacte de forma negativa.

Por último, la titular del Instituto Municipal de Ecología informó que ya hay sobre la mesa otras propuestas para tener más declaratorias de áreas naturales protegidas en la ciudad y trabajar en ellas como áreas verdes.