LocalNoticias

Aumenta violencia contra niños dentro de las familias sonorenses

El 70% de los reportes de denuncias de violencia intrafamiliar contra menores de edad resultan ser verdaderas en Sonora, según cifras de la Procuraduría de Protección a Niños, Niñas y Adolescentes de Sonora.

El procurador Wenceslao Cota Amador dijo que el número de denuncias de este tipo han aumentado en la entidad desde el 2017, cuando se inició con la línea de emergencia, pero por otro lado, el porcentaje de niños violentados que requieren ser ingresados a casas hogar ha disminuido.

Cota Amador explicó que el protocolo a seguir cuando se presenta un denuncia es, en primera instancia, una evaluación de toda la información recabada y al niño se retira de la posible situación de violencia llevándolo con abuelos, tíos, primos e incluso con los vecinos.

Cuando se opta por ingresar a un menor de edad en un albergue es porque no existen o no se logra localizar a familiares directos. Estos niños reciben atención psicológica mientras se realiza una investigación de su caso.

En caso de abandono del menor cuando el caso está en proceso, o si la investigación no deja otra opción, el menor es enviado a la Agencia Municipal de Adopción y Reintegraciones (AMAR) para iniciar con la reintegración con la familia o de pérdida cuando nadie acude por él después de 30 días naturales.

Karina Zárate, directora del DIF Sonora, manifestó que en Hermosillo hay 59 niños en espera de ser adoptados por una familia, la mayoría mayores a los seis años de edad.

Las familias interesadas tienen que pasar por estudios psicológicos y socioeconómicos, así como llevar talleres de convivencia con el menor para observar si el niño los acepta como sus futuros padres.